Celos e infidelidad

celos parejaEn la relación de pareja es natural que de vez en cuando aparezcan los temidos celos, lo que no significa que éstos deban justificarse con la afirmación tan extendida y totalmente errónea de que “quien no tiene celos no ama”.

Los celos son una respuesta emocional que aparece en un sujeto cuando éste cree que la persona amada siente atracción, amor o cariño hacia otra. En la base de estos celos hay un miedo más o menos intenso a perder al otro y cierto sentimiento de posesión.

En las parejas bien avenidas, en las que existe confianza, buena comunicación y donde los dos miembros mantienen una sana autoestima, las manifestaciones puntuales de celos no representan ningún problema porque se les hace frente rápidamente. Lo que suele pasar es que se habla sobre la situación vivida, se resuelve el malentendido y todo se queda en una anécdota.

Además, con el paso del tiempo y a medida que se gana en seguridad, los celos van perdiendo intensidad y van apareciendo cada vez con menos frecuencia.

En estos casos podemos hablar de unos celos sanos, en el sentido de que pueden poner en marcha estrategias funcionales que nos ayudan a mejorar la relación. Por ejemplo puede ocurrir que, al sentir celos y revisar si algo falla, nos demos cuenta de que últimamente no somos afectuosos con nuestra pareja. A partir de esa toma de consciencia, podemos pasar a cambiar determinadas actitudes para mejorar este aspecto en la relación.

Por otro lado, puede pasar que sintamos celos ante indicios que nos están advirtiendo de una posible infidelidad. En el caso de que esta hipotética infidelidad se vaya confirmando a partir de pruebas reales, es evidente que los celos tampoco son patológicos.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando sentimos celos ante situaciones que interpretamos como amenazantes sin serlo realmente y esta emoción se vuelve persistente? ¿Qué pasa cuando creemos que nuestra pareja es infiel sin tener motivos justificados?

En estos casos podemos afirmar que los celos no son sanos. De hecho, este tipo de celos ponen en marcha una serie de estrategias que, a pesar de ir encaminadas a evitar la pérdida de la persona que amamos, no son funcionales. Al contrario, son tan erróneas y perjudiciales que pueden precipitar precisamente aquello que queríamos impedir: perder a nuestra pareja, con o sin infidelidad incluida.

Y es que estas estrategias equivocadas implican el intento de controlar al otro las 24 horas del día, queriendo saber constantemente dónde está; haciendo interrogatorios peores que los de tercer grado; inspeccionándole el móvil a hurtadillas, así como otros dispositivos; insistiendo en acompañarlo a todas partes, etc. En definitiva, la persona celosa hace el papel de guardián.

Estas situaciones llevan a discusiones constantes, en las que el sujeto víctima de la persona celosa se siente con la obligación de justificarse reiteradamente para demostrar que no ha hecho nada ‘malo’ o bien llega incluso a mentir (a pesar de que no ha sido infiel ni ha flirteado con nadie) para evitar conflictos. Estas actuaciones, lejos de solucionar el problema, llegan a complicarlo muchísimo.

Ni hace falta decir que el individuo celoso, poco a poco, va perdiendo atractivo a ojos de su pareja, ya que su imagen de persona posesiva e insegura va cogiendo fuerza día tras día. El otro puede llegar a romper la relación con la persona celosa. En estos casos podemos afirmar que la manifestación de los celos patológicos ha actuado a modo de profecía autocumplida.

Si crees que tienes un problema de celos patológicos y no sabes cómo gestionarlos siempre puedes buscar la ayuda profesional de un psicólogo.

Anuncios

Acerca de Marta Comadran

Psicóloga (itinerario Psicología Clínica y de la Salud) y Bióloga Sanitaria. Consulta privada de terapia y apoyo psicológico en Mollet del Vallés (muy cerca de Barcelona). También servicio online, en www.martacomadran.com. Tenéis más información en las pestañas "Sobre mí" y "Contacto"de mi blog.
Esta entrada fue publicada en Bienestar Psicológico, Relación de pareja y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s