“Contracuerpo”: La imagen del cuerpo ideal que la sociedad nos impone

Os invito a ver el cortometraje “Contracuerpo”, escrito y dirigido por Eduardo Chapero Jackson y protagonizado por Macarena Gómez. Se trata de un corto sobrecogedor que seguro os hará reflexionar.


CONTRACUERPO de Eduardo Chapero-Jackson from PROSOPOPEYA PRODUCCIONES on Vimeo.

“Contracuerpo” nos cuenta, a través de imágenes arrebatadoras y de gran impacto visual, que la interiorización del ideal de belleza imperante en nuestra sociedad puede llegar a ser autodestructiva.

La protagonista, obsesionada por bajar de peso hasta alcanzar el objetivo de ser esa imagen flaca que la sociedad nos vende como deseable, anula su propia identidad: deja de ser ella misma para cosificarse en un maniquí  que será expuesto ante todos. En el camino para lograr esta meta,  se va obsesionando con el peso, las medidas corporales, se va aislando de sus amigos y de unos padres que discuten con ella ante la impotencia de ver cómo su hija se va consumiendo y se va quedando prisionera en un cuerpo que no es el suyo. Observamos la soledad y el pánico (ante la comida) que siente, a través de unas imágenes teñidas de una luz azulada, fría. Es la frialdad de la tortura que está viviendo para llegar a ser admirada y deseable socialmente, para conseguir sentirse querida.

Pero aquello que la joven del corto percibe como perfección acaba con su propia identidad: llora atrapada en su prisión (el ideal de belleza), sintiendo que ha perdido el control de su vida. El valorarse a sí misma únicamente a partir de un cuerpo que va contra natura, por no permitirle vivir plenamente, le ha salido caro. El maniquí es la metáfora de su tumba. Además, este maniquí, cuando ya no sirve, es humillado y lanzado a la basura. Y en este punto surge otra metáfora: el físico como algo superficial que, en realidad, tiene un valor teñido de hipocresía. Muchas veces se percibe como algo de usar y tirar. Además,  los cánones de belleza imperantes en un momento dado son perecederos, pues cambian en función de los intereses de la sociedad. En nuestra sociedad del consumo interesa que las mujeres se identifiquen con cuerpos extremadamente delgados, difícilmente alcanzables, para poder vender todo tipo de dietas milagro y productos light, que compensan los excesos gastronómicos que están tan de moda en la sociedad de la abundancia por mucha crisis que haya.

¿Y la niña? ¿Qué refleja la niña que mira al maniquí con esos ojos pensativos y llenos de vida, que contrastan con los ojos apagados y tristes de la protagonista? Quizás es el reflejo de ella misma cuando era pequeña, inocente y sentía ilusión por todo… todavía no estaba contaminada por los cánones de belleza femeninos. Y, cuando pone la mano en el escaparate, ¿se ha encendido una chispa en su mente que la anima a pensar que en el futuro tiene que ser como ese maniquí para que los demás la quieran? Parece que con la mirada diga: “De mayor, seré como ella”, empezando a tomar el maniquí como imagen de referencia de lo que es el cuerpo ideal. ¿Qué pensáis?

La interiorización del estereotipo de belleza por sí solo no desencadena una anorexia nerviosa

Me gustaría matizar que los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) tienen un origen multifactorial. Esto implica que no se pueden atribuir a una única causa sino que, por el contrario, aparecen por la combinación de múltiples factores de vulnerabilidad que hacen que la persona esté más predispuesta a desarrollarlos. Estos factores son de tipo biológico (predisposición genética), psicológicos (por ejemplo, perfeccionismo, baja autoestima, sintomatología depresiva, etc.), familiares (el modelo de una madre que continuamente está haciendo dieta, etc.) y socioculturales (por ejemplo, entorno en el que se valora excesivamente la imagen corporal y que queda reflejado en el corto). Además, una vez aparecen estos factores en conjunto, también tiene que darse un factor desencadenante de la enfermedad: empezar una dieta y oír las alabanzas de los demás por haber adelgazado, una situación estresante, etc.

Por lo tanto, es imposible que una persona que solamente está influida por los cánones de belleza imperantes caiga en una anorexia nerviosa. Si fuera así, esto sería una epidemia, pues casi todas las mujeres hemos interiorizado la imagen ideal del cuerpo delgado.

El desarrollar una actitud crítica como medida de prevención

A nivel preventivo, espero que este corto sirva para que las personas sean un poco más críticas ante el estereotipo de belleza con el que nos bombardean continuamente. No se trata de privarse de querer ponerse guapo ante el espejo si eso gusta, se tiene una buena autoestima (nos valoramos también por virtudes y capacidades que nada tienen que ver con el físico) y no va en detrimento de la salud. Se trata de darse cuenta de dónde están los límites entre el ser presumido y el estar obsesionado e insatisfecho con la propia imagen de manera permanente.

Una enorme luz de esperanza

Para acabar, no me gustaría que nos quedáramos con el oscuro final del cortometraje. Es verdad que la anorexia nerviosa puede ser un drama y tener un final trágico. Pero esto no siempre, ni mucho menos, es así. A nivel internacional, en un 95% de casos, la anorexia nerviosa no acaba con la vida de la persona que la sufre. De este 95%, podemos afirmar que un 48% superan totalmente la enfermedad, un 29’1% la mejoran (se curan pero arrastran alguna pequeña obsesión con la que tienen que ir batallando en épocas de estrés) y en un 18,1% el trastorno se cronifica. Hay salida, sin duda.

Así pues, os propongo que cambiemos el final de la historia del cortometraje para iluminar con una gran luz de esperanza a todas las personas que están luchando por superar esta enfermedad y también a los puntales en los que se apoyan (familia, amigos…).

¡Espero vuestras reflexiones y comentarios!

Anuncios

Acerca de Marta Comadran

Psicóloga (itinerario Psicología Clínica y de la Salud) y Bióloga Sanitaria. Consulta privada de terapia y apoyo psicológico en Mollet del Vallés (muy cerca de Barcelona). También servicio online, en www.martacomadran.com. Tenéis más información en las pestañas "Sobre mí" y "Contacto"de mi blog.
Esta entrada fue publicada en Recomendaciones, Trastornos de la Conducta Alimentaria y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Contracuerpo”: La imagen del cuerpo ideal que la sociedad nos impone

  1. Charo dijo:

    Muchas gracias por tus blogs. Cuanto mas te leo mas me gustan. Tienes un gran conocimiento y lo sabes transmitir perfectamente.
    Mi hija tiene anorexia y me sirven de gran ayuda. Gracias.

  2. Muchísimas gracias, Charo. Tus palabras me motivan aún más a continuar escribiendo.
    Espero que la anorexia de tu hija se vaya debilitando cada vez más para que pueda ir cogiendo, poco a poco, las riendas de su vida. Y muchos ánimos para ti: dado el sufrimiento que conlleva, no es nada fácil ayudar a una hija con un TCA.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s