Trastorno narcisista de la personalidad: ¡El mundo a mis pies!

Narcisismo: egocentrismo.

No hace falta agudizar la vista para ver a nuestro alrededor a personas con rasgos narcisistas que muestran una gran confianza en sí mismas, sobreestiman sus cualidades, agradecen con una sonrisa de oreja a oreja los cumplidos pero, en cambio, no son muy dadas a elogiar a los demás, ni tampoco son muy capaces de ponerse en la piel de los otros para comprender sus sentimientos o tener en cuenta sus opiniones. Este estilo de personalidad solamente se convierte en un problema cuando estos rasgos se vuelven rígidos, desadaptativos e interfieren significativamente en la vida del sujeto y/o de las personas con las que se relaciona, a partir del inicio de la edad adulta. Podemos hablar entonces de trastorno narcisista de la personalidad.

La persona que manifiesta este trastorno tiene una gran necesidad de admiración, una conducta egocéntrica y una intensa falta de empatía. Y es que el narcisista patológico se idealiza a sí mismo a través de la relación con los demás. Éstos le hacen de espejo y de ellos espera que le devuelvan esa imagen perfecta y exitosa que él mismo se ha creado, y que necesita para mantener su autoestima en condiciones.

Consecuentemente, la autosuficiencia grandilocuente con la que esta persona interactúa con los otros acaba provocando rechazo, pues el narcisista intenta alcanzar sus objetivos de éxito ilimitado a toda costa, aunque esto implique utilizar a las personas con las que interactúa a su antojo.

Por otra parte, cuando comete un error, para continuar reconstruyendo su imagen de persona perfecta y especial, evitando las críticas que amenazarían su sentido de superioridad, pasa a racionalizar este error y a atribuirlo a los demás o a causas externas a él a través de historias inventadas. Estas historias pueden llegar a ser muy rebuscadas y en su narración también aparece el estilo presuntuoso y arrogante que caracteriza al narcisista patológico. Evidentemente, llega un momento en que las personas de su alrededor se sienten manipuladas por este amigo o familiar, excesivamente narcisista, que continuamente los intenta explotar o les miente para saciar sus fantasías de grandiosidad.

Además, estas personas suelen presentar otras características como la fuerte tendencia a envidiar a las que son elogiadas, pensar que ellas mismas son fruto de la envidia de los demás, o creer que sólo se merecen su compañía y trato aquellos sujetos que, como él, son especiales.

Al igual que en otros problemas mentales, la persona con trastorno narcisista de la personalidad vive su manera de ser inflexible y disfuncional de manera egosintónica, lo que significa que se siente bien con ella misma. Así pues, no percibe su patrón de personalidad como un problema, a pesar del malestar que puede llegar a provocar a las personas con las que mantiene una relación estrecha.

De hecho, muchas de las personas que manifiestan este trastorno no piden ayuda psicológica por iniciativa propia. Por el contrario, llegan a la consulta del psicoterapeuta presionadas por sus allegados (frecuentemente la pareja), pues son éstos los que están sufriendo las consecuencias de esta problemática y sienten que han llegado al límite.

Otras veces el individuo con este trastorno acude a un psicólogo por voluntad propia, no porque reconozca que tiene necesidad de admiración, sentimiento de grandiosidad y falta empatía, sino porque afirma que se siente vacío, triste, apático, frustrado, ansioso, decepcionado con la gente, etc., y no encuentra la causa ni tolera este estado tan incongruente con su sentido de grandiosidad.

Y es que la visión distorsionada de sí mismo y los conflictos interpersonales que ésta conlleva pueden acabar provocando, entre otros problemas psicológicos, la manifestación de sintomatología depresiva o ansiosa. No es para menos: el que no reconozcan tu gran talento cuando tú te defines como alguien perfecto y te sientes superior a los demás; el que no te digan que eres especial y te traten como tal, cuando tú estás convencido de que lo eres; el que, en definitiva, veas cómo el mundo no te responde con una admiración incondicional cuando siempre has pensado que lo tienes bajo tus pies, frustra, entristece y provoca un gran sufrimiento. Es sólo entonces cuando aumenta la probabilidad de que la persona con trastorno narcisista de la personalidad se decida, por propia iniciativa, a seguir un tratamiento psicológico.

En este caso, algunos de los objetivos de la psicoterapia serán, por un lado, la adquisición de un punto de vista más objetivo en relación a sus capacidades y problemas reales y, por otro, la mejora de las relaciones sociales. Dejamos para futuros posts el desarrollo de estos aspectos.

Anuncios

Acerca de Marta Comadran

Psicóloga (itinerario Psicología Clínica y de la Salud) y Bióloga Sanitaria. Consulta privada de terapia y apoyo psicológico en Mollet del Vallés (muy cerca de Barcelona). También servicio online, en www.martacomadran.com. Tenéis más información en las pestañas "Sobre mí" y "Contacto"de mi blog.
Esta entrada fue publicada en Personalidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

52 respuestas a Trastorno narcisista de la personalidad: ¡El mundo a mis pies!

  1. Juan Jose dijo:

    Gracias cib3rnauta !
    Disculpa la demora , es que tras estas fiestas uno como que deja de lado un poco “la internet” como para disfrutar de estos dias especiales ( soy catolico ).
    Respecto a tu comentario… Muchas gracias por tu respeto..! Es asi..no miento en lo mas minimo , pero si seguramente te dieras cuenta mi falta de correlatividad o nerviosismo.. es que cuando redacte el comentario me sentin un poco dolido.. y hasta dire.. nublada la razon..
    Ayer justamente le dije “se termino de forma firme” lo cual sentia era verdad… Rato despues me llamo y pidiera disculpas, dijo que cambiaria y que era una “tonta”.. Tengo que reconocer que en mi aptutud posterior a dicho comentario.. respondi de forma un poco “fria”, diferente a la que hubiera tomado 10 años atras.. Hoy como que acepto lo dicho…pero con desconfianza…de forma cauta..
    Hoy accedi a intentarlo nuevamente , tras la condicion de que se me trate con respeto, no me mienta y sobre todo que sea compañera..
    Entre nos..!, hoy le creo un 40% nada mas…es feo pensar asi… pero si soy de dar segundas y mas oportunidades en aquellos que noto “pueden valer la pena”..No todos contamos con la bendicion de nacer en buena cuna…Eso si..! detesto la mentira…y una mentira mas no soportare..

    Desde ya muchas gracias por tu tiempo..!
    Feliz navidad y prospero año nuevo.

  2. cib3rnauta dijo:

    Estimado Juan José:

    Le deseo lo mejor en este nuevo año y esta nueva oportunidad que le ha dado a esta persona. Espero que ella valore su gesto aunque (disculpe que insista) lo más probable es que ella tarde o temprano vuelva a sus conductas de siempre que le han provocado, injustamente, muchisimo daño a usted… usted no se merece eso, ¡¡¡su derecho es ser feliz!!!

    Tenga los ojos bien abiertos y sea intransigente con ella, no se deje atropellar de nuevo ni tenga miedo de exigirle respeto a ella, usted ha sido sincero en la relación y como mínimo usted DEBE esperar la misma actitud de su pareja. Si nada cambia, le sugiero que tome cartas en el asunto; usted no tiene porque ser el pilar de nadie, además ya ha tolerado bastante y no es su deber seguir haciéndolo.

    Una opinión personal: Yo, si viviese una situación parecida a la suya, terminaría con todo de una sola vez sin mirar atrás, por mucho que crea amar a esa persona (porque podría ser amor enfermizo)… aunque haya sido mucho lo invertido en la relación (tiempo y recursos), yo acabaría con todo porque la única forma de encontrar la verdadera felicidad es dejar ir aquello que me ata y no me permite ser verdaderamente feliz. Si voy a estar con una persona que no me hace feliz, prefiero estar solo y sanar, con ayuda profesional, mis defectos y probables heridas emocionales que puedan hacerme dependiente de una relación disfuncional a todas luces. Además, buscaría ayuda lo antes posible para evitar ceder ante las probables manipulaciones de mi ex y retomar la relación. Una vez en curso mi proceso de terapia y autodescubrimiento profundo, entonces sí me sentiría en condiciones de estar abierto a una nueva relación o a la situación de vida que surja, recordemos que nadie sabe con certeza lo que nos deparará el futuro; sin embargo, el futuro LO HACEMOS TODOS LOS DIAS, MEDIANTE LAS DECISIONES QUE TOMEMOS HOY, SEAN BUENAS O MALAS.

    Yo creo que el amor en una relación de pareja debe ser recíproco, correspondido; si solo uno de los integrantes es quien ama al otro, entonces la balanza se desequilibra gravemente en prejuicio de quien ama, provocándole mucho dolor y, en algunos casos, incluso heridas emocionales…

    He escrito todo esto, mi estimado, porque siento que usted es una persona buena, y la verdad me desagrada saber que le pasen cosas malas a las personas buenas… espero se lo tome para bien y este comentario lo motive a reflexionar.

    Y por ultimo, le sugiero con mucho respeto que consulte con algún especialista. Todos hemos necesitado asesoramiento psicológico en algún momento de nuestras vidas (incluyéndome) y reconocerlo es algo muy loable pues habla bien de nosotros, demuestra que somos humildes y queremos ser mejores personas; sin ir más lejos, podría solicitar asesoramiento a la señorita que administra este blog, Marta Comadrán. Hace ya un tiempo (casi un año) que vengo siguiendo las publicaciones de su blog, y ella siempre da opiniones muy acertadas y atingentes.

    ¡Un abrazo y que Dios le bendiga!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s